Mar Florès

Archive for September, 2013|Monthly archive page

Mexico: Wake up to the emerging market next door

In Historia, Política y Economía Internacionales, Política y Economía de México on September 24, 2013 at 3:43 pm

Mexico Institute

CNBC, 9/23/2013

drawing bar chartHave global investors been missing the emerging market right next door? Since a paper in 2001 focused investors’ attention on the BRICs—Brazil, Russia, India and China—those countries’ stock markets, averaged out, have risen about 400 percent. Meanwhile, the exchange of the emerging market at America’s doorstep has risen more than 650 percent. And in a time of dizzying capital flows in emerging markets—draining dry on expectations of the U.S. Fed tightening policy, then sloshing in again when Ben Bernanke on Wednesday unexpectedly kept the monetary fire hose blasting—Mexico looks rock solid by comparison.

Read more…

View original post

Maestros dan clases de “toma de decisiones éticas” en la negociación con el gobierno federal mexicano

In Negociación Política y Cabildeo on September 24, 2013 at 12:20 am

En el marco de los acontecimientos derivados del conflicto magisterial en México, comparto la columna de hoy del analista Sergio Sarmiento en uno de los diarios de mayor prestigio en el país. La reproduzco en su totalidad porque creo que no tiene desperdicio; invita a pensar muchas cosas, entre ellas, las siguientes:

¿Es ético llegar a un acuerdo y luego desconocerlo?
¿Es legal que haya maestros que cobran sin trabajar, sin justificar su ausencia en las aulas, por tiempo indeterminado?
¿Es viable sustituir a estos maestros por otros que sí quieran enseñar para evitar la pérdida de tiempo de miles de estudiantes?
¿Es responsabilidad de los negociadores políticos del gobierno federal el impacto de esta decisión?
¿Quién, cómo y qué tipo de negociación llevó a cabo en este conflicto?
¿Se han presentado ya las mejores alternativas posibles para una negociación?
Después de esto, ¿será posible negociar con los maestros de la CNTE?

“Sergio Sarmiento, Septiembre 23, 13, Diario Reforma
“No puedes tomar decisiones basadas en el miedo y en la posibilidad de lo que pudiera ocurrir”.
Michelle Obama

La Secretaría de Gobernación ofreció su as bajo la manga el viernes y prometió a la sección 22 pagar las quincenas no trabajadas a cambio del regreso a clases este lunes 23 de septiembre. Los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, sin embargo, desconocieron los acuerdos y decidieron no volver a las aulas.
Los negociadores de la Segob estaban convencidos de que tenían ya un acuerdo que permitiría liberar la Ciudad de México y regresar a clases. En un confuso fin de semana, sin embargo, los negociadores de la CNTE no lograron obtener el respaldo de los demás dirigentes. Al final se pospuso para el lunes la consulta sobre el retorno a clases, pero se programaron ya nuevas marchas para el miércoles 25 de septiembre. Esto significa que no se levantará el campamento del Monumento a la Revolución, ni tampoco se regresa a clases.
La CNTE no obtuvo de la Segob su demanda principal: la derogación de la reforma educativa. El gobierno federal simplemente no puede ceder a esta exigencia. Pero la promesa del pago completo de las quincenas no trabajadas ha sido siempre el premio principal de la sección 22 después de sus paros. Ahora eso no ha sido suficiente.
Al pago del tiempo no laborado, la CNTE está añadiendo una nueva exigencia: que “se impulse un transitorio en donde se haga una excepción para la aplicación de la reforma educativa a los integrantes de la CNTE”. La CNTE ha anunciado, además, que impedirá que el INEGI haga un censo que permita saber cuántos maestros hay realmente en las aulas y a cuántos se les está pagando. “No debemos dejar que exista un recuento; tenemos que cerrar las escuelas y los espacios”, señaló este fin de semana el líder de la sección 18 de Michoacán, Juan José Ortega Madrigal.
Quizá un 40 o 50 por ciento de la nómina en Oaxaca se paga a maestros que no dan clases o que no existen. Si realmente los 73 mil maestros de la sección 22 dieran clases, los 1.3 millones de estudiantes del estado tendrían salones de 18 alumnos. La realidad es muy distinta: las aulas oaxaqueñas concentran en promedio 50 o 60 alumnos. La diferencia son miembros del sindicato que tienen plaza pero no dan clases.
El gobierno federal quizá se vea obligado a aplicar la ley. Los maestros de Oaxaca llevan cinco semanas sin trabajar. Tanto la legislación laboral como la nueva ley educativa facultan a las autoridades a reemplazar a los maestros faltistas, pero nunca un gobernador ni la Secretaría de Educación Pública se han atrevido a hacerlo.
¿Será difícil reemplazar a los maestros? Seguramente. Pero mientras no se tome esta decisión, la sección 22 seguirá suspendiendo clases como lo ha hecho los últimos 33 años. Muchos maestros de la sección seguramente aceptarían recontratarse y regresar a clases si hubiera una convocatoria abierta. La recontratación ayudaría, también, a eliminar a las decenas de miles de maestros que reciben sueldo sin dar clases. Pero para aplicar la ley, hay que tener un enorme valor político.
No sé si el gobierno mexicano lo tenga. Es la valentía que Ronald Reagan de Estados Unidos mostró en 1981 cuando destituyó a más de 11 mil controladores aéreos en huelga o la de Margaret Thatcher en el Reino Unido que sostuvo el cierre de varias minas públicas de carbón con pérdidas pese a una violenta y prolongada huelga del Sindicato Minero en 1984-1985.
Si el gobierno decide contratar a nuevos maestros y regresar a clases con ellos, la CNTE hará lo posible por paralizar al país y el gobierno tendrá que usar la fuerza pública. Pero si no lo hace, la reforma educativa podrá ser ley pero no se aplicará en la realidad.”

Reflexiones en torno a la Celebración de la Independencia de México

In Política y Economía de México on September 16, 2013 at 2:03 am

México, Hacia un Nuevo Sistema de Gobierno

Image

Hoy que celebramos en el país un año más del grito de nuestra independencia, del fin del dominio español de nuestro territorio, del nacimiento de nuestra nación y con ello, del surgimiento de nuestra identidad nacional, resulta pertinente reflexionar respecto a este primer aniversario, durante la presente administración federal.

En la coyuntura actual del sistema político mexicano, la necesidad de darle un giro al estilo de gobernar es fundamental en la construcción del régimen democrático, teniendo en cuenta que la democracia se organiza a través de instituciones que buscan generar confianza y respeto.

Desde 1821, que inició la guerra por la independencia mexicana, a través de diversos cambios en la estructura social y política y a lo largo de profundos lapsos históricos, hemos comprobado que cuando un gobierno se determina autosuficiente y capaz de resolver los problemas públicos por sí solo, la posibilidad de contar con un gobierno abierto e inclusivo (que cuente con la participación de la sociedad) es absurda. Es decir, es nula la suma gobierno más sociedad en la búsqueda de soluciones a las demandas ciudadanas, o mejor dicho, del bien común.

Desde esta perspectiva, hoy ya no resulta viable un gobierno cerrado, característico de un sistema autoritario, regido por las “reglas no escritas”, que no significan otra cosa más que arbitrariedad, irresponsabilidad, corrupción e impunidad de los servidores públicos, quienes entienden la función pública como botín y no como servicio.

Lo anterior se manifiesta en la crisis de legitimidad del Estado, de la representatividad política, cuando la sociedad deja de creer en las instituciones y en los políticos; le pierde interés a los acontecimientos políticos porque no tiene acceso a la información pública y toma finalmente la decisión de renunciar a participar en la cosa pública; esto es evidente en la baja recaudación de impuestos, así como en el alto grado de abstencionismo en las elecciones.

De tal suerte que en lo político-administrativo el México de hoy debe buscar reordenar y modernizar los modelos y programas políticos tradicionales.

Bien dice Anthony Giddens que en los países democráticos, los políticos tienen que escuchar a la opinión pública. Lo que significa que hoy por hoy la posibilidad de discusión y de elección conlleva al entendimiento de que en la política y en la administración pública los resultados son cada vez menos predecibles por la variedad de circunstancias en la toma de decisiones. Y es que en dicho marco contextual, se supone que la sociedad y el gobierno juntos determinan lo que habrá de hacerse en beneficio de ambos.

Es claro que en un México totalmente distinto al control de la sociedad por la vía jerárquica, donde se acentúa la distancia entre gobierno y sociedad, la acción del gobierno se vuelve inoperante y disfuncional cuando se pretende darle continuidad al modelo anterior.

De ahí que, siguiendo a Giddens, en una sociedad postradicional, la autoridad ya no pueda legitimarse mediante símbolos tradicionales o diciendo simplemente -así es como se han hecho siempre las cosas-. Hay que entender que eso se acabó porque la sociedad ya no está dispuesta a tolerar más un gobierno corrupto, ineficiente e ineficaz, incapaz de satisfacer las demandas. El político que no lo entienda así, que piense que se puede vivir todavía de la política, a costa del erario público, simple y sencillamente estará fuera de todo juego político en la búsqueda de acceso al poder, porque no estará ubicado en la realidad.

La cuestión de fondo es pues, reconocer que el nuevo sistema de gobierno mexicano debe ajustarse a las nuevas circunstancias, donde el principio de la legalidad de las instituciones debe ser el rector de las acciones del gobierno (para que ningún gobernante pueda hacer nada más allá de lo que está en la ley).  La participación ciudadana será determinante en la toma de decisiones del gobierno, coadyuvando a la prevención de los abusos de poder y a la redignificación de la política. No es suficiente preocuparse por escuchar la voz del pueblo cuando lo que se quiere es el voto, lo importante es no dejar de oírla mientras se gobierna. De no ser así, ésta se hará escuchar y probablemente será muy tarde para reivindicarse, al menos en el corto plazo.

A diferencia de aquel viejo sistema de gobierno, el sistema de gobierno abierto y participativo sí ofrece a nuestro sistema político, como describe Ricardo Uvalle, el conjunto de acciones que se llevan a cabo en consonancia con la vida pública, ya que toma en cuenta la opinión pública, la cooperación ciudadana y las iniciativas de los grupos no gubernamentales. Un gobierno abierto incorpora a su agenda institucional los valores de la responsabilidad pública, rinde cuentas a la sociedad, corrige errores y omisiones, interactúa con los ciudadanos y su sistema de pesos y contrapesos se rige por la democratización del poder.

Sólo falta que la clase política lo tenga presente y lo lleve a la práctica, si tiene la voluntad política de impulsar el proceso de cambio en la forma de gobernar hoy en día. De este modo, no tendríamos un sistema político corrupto (que no puede serlo por sí mismo, sino por las personas que lo hacen corrupto); en contraste, estaríamos hablando, entre otras cosas, de un gobierno regido por un servicio civil de carrera en la selección del personal de la función pública, que asume la responsabilidad de garantizar con eficiencia y eficacia el cumplimiento de su deber, que actúa con transparencia en el manejo de los recursos públicos.

En síntesis diría, que más allá de los modelos conceptuales para interpretar los procesos que ha vivido la nación mexicana desde su nacimiento, bajo estas premisas que propongo para la reflexión de este aniversario, considero que tanto gobierno como sociedad hemos aprendido grandes lecciones en la construcción de nuestro régimen democrático; y si bien hemos avanzado en distintos aspectos, falta mucho camino para consolidar una república democrática, representativa y federal. Así que no basta con estar conscientes de ello y reflexionarlo, sino actuar en consecuencia, porque no se aprende lo que no se aplica.

Esa es la independencia nacional que me gustaría celebrar.

Derechos Humanos y Migración en México

In Política Exterior Mexicana on September 15, 2013 at 7:00 pm

Este análisis presenta la contradicción mexicana respecto a la posición del país al defender los derechos humanos de los mexicanos que cruzan la frontera con Estados Unidos, en contraste con la posición de la defensa, el respeto y garantía de los derechos básicos de los migrantes centroamericanos que se insertan en México, en su intento de llegar a territorio norteamericano.

Surgen varias interrogantes: ¿México copia el mismo modelo de Estados Unidos con relación a Centroamérica? ¿Cómo entender la conciencia mexicana cuando aboga vehementemente por los suyos en Estados Unidos y aparentemente no ve con esa misma perspectiva la situación de los centroamericanos que van de paso por territorio nacional?
Interesantes reflexiones de la problemática que aqueja a la población de migrantes, sus vertientes y lo que puede hacerse para proteger sus derechos humanos, desde la óptica de la sociedad civil.

TIM-BITS No. 1: Public Affairs versus Public Relations

In Negociación Política y Cabildeo on September 15, 2013 at 5:15 pm

Public Affairs vs Public Relations

Los Maestros….del caos en México

In Negociación Política y Cabildeo, Política y Economía de México on September 8, 2013 at 6:50 am

“Las manifestaciones de más éxito no son necesariamente las que movilizan más gente, sino las que suscitan más interés entre los periodistas. A riesgo de exagerar un poco, podría decirse que cincuenta tipos listos que sepan montar bien un happening para que salga cinco minutos por la tele pueden tener tanta incidencia política como medio millón de manifestantes”.  – Pierre Bourdieu (1994) –

Fieles al lema de su organización, “El Maestro luchando también está enseñando“, siguen tomando las calles de la Ciudad de México los miles manifestantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), intentando defender su posición de minoría, ya radicalizada, que afecta a una mayoría de miles de habitantes de la capital del país, contra la Reforma Educativa del Presidente Enrique Peña Nieto y todo lo que ella implica en términos de evaluación para el personal docente.

Inconformes porque no fueron tomados en cuenta en el contenido del texto final para definir la aprobación de la Reforma Educativa, han optado por tomar las calles y con ello el espacio público que le pertenece no solo a ellos. Han bloqueado carreteras en otros puntos del país, el acceso al aeropuerto de la Ciudad de México, obstruido importantes vialidades. tomado las principales televisoras del país y obviamente, han abandonado las aulas, lo cual, en su conjunto, ha sido nota del día de todos los medios de comunicación nacionales y extranjeros. Buscaron reflectores, impacto, notoriedad, ante la falta de capacidad de seguir manteniendo un movimiento que se ha estrangulado ya así mismo. Se agotaron en su decisión de querer imponerse como fuera y luchar por su posición de poder, y no vieron que la búsqueda de una negociación con el gobierno sería imposible iniciarla bajo un esquema de todo o nada.

Siguiendo el método de Robbins (1997), existen cinco aspectos fundamentales que podrían lograr un acuerdo mutuo entre las partes en conflicto: interés, opciones para satisfacer ese interés, estándares para resolver las diferencias, alternativas de negociación, y desde luego, propuestas de acuerdos.

La resolución del conflicto no significa que se decida quién sale ganando o quién sale perdiendo; se trata de que las partes en su conjunto salgan favorecidas, que éstas compartan beneficios, aunque la balanza se incline por uno de los negociantes.

Sin embargo, no debe olvidarse que el objetivo de resolver un conflicto es obtener algo mejor con respecto a lo que se tenía antes de una negociación. Al respecto, debo confesar que no es fácil analizar cómo podría revertirse el status quo que hoy tiene la CNTE ante un callejón sin salida, en términos de desprestigio de su organización y falta de respaldo social a su movimiento.

Desde mi perspectiva, la estrategia que intentaron implementar les trajo justamente el efecto contrario; es decir, atrajeron a los medios en un afán de ganar espacios, simpatía y respaldo social, pero sus actitudes y comportamientos de los últimos días han generado tensión social y malestar entre los afectados por las movilizaciones, así como una oleada de comentarios negativos contra la organización y sus fines. Han sido señalados como un grupo reactivo, intolerante, violento e incapaz de justificar privilegios para el servicio profesional docente.

De ahí que es fundamental que los negociadores reconozcan las diversas caras de un conflicto, los estilos de comunicación y obviamente las posibles consecuencias de sus decisiones (negativas y positivas), para así poder aplicar las estrategias más adecuadas en la búsqueda de soluciones para los conflictos y solución de problemas.

El desconocimiento de esto, sumado a la improvisación y exceso de confianza en uno mismo, traen consigo fatales resultados. No hace falta ser experto para preverlo. Colocar la movilización al límite y no dejar ningún espacio a la negociación fue sin duda alguna un grave error.

Directivos españoles, la nueva competencia laboral en México

In Política y Economía de México on September 1, 2013 at 4:36 am

Hoy, México es para España lo que Estados Unidos es para millones de mexicanos….el sueño de una vida mejor.

Something’s Got To Give

In Historia, Política y Economía Internacionales on September 1, 2013 at 3:39 am

Dialogue, negotiation, diplomacy are needed in this conflict. Stakeholders are at an impasse but the war can not bring peace.

Word Tributary's Blog

War and diplomacy have been an integral part of our history ever since two tribes met and disagreed. Wars and various other forms of conflicts have started and been propagated for many reasons. Our methodology for resolving conflicts and for facilitating dialogue between parties of opposing views has not changed. Coercion, be it by violence or finance.

Conflicts arise for many reasons; the desire for the resources that another another geographical area possesses, because of the expressed desire of promoting either a theology or political idea, when any given society has had the need of self defense, when a nation becomes so polarized, either by ideology or theology, that the citizens of that country engage in a civil war.

It is also not uncommon for the warring factions to seek assistance from others that may be of the same ideological or theological mind. It also occurs that the wars spreads…

View original post 449 more words

Antonio Nunez on Storytelling

Brand Storytelling - Corporate Storytelling - Personal Storytelling - Political Storytelling

CNNEspañol.com

Ultimas Noticias de Estados Unidos, Latinoamérica y el Mundo, Opinión y Videos

Experimentación en innovación educativa

Campaña permanente

El blog de Comunicación política de Rafa Laza

Ana Ramírez de Arellano | Marketing Político Internacional

Blog dedicado a la campañas digitales en política internacional.

Politica 2.0

Acción politica en la Sociedad de la Información

christiangutierrez

Otra visión de la Política

Sociedad Conectada. Voz y Voto.

Opiniones sobre Tecnología, Sociedad y Administración Pública

De Revolutionibus Orbium Argentum

Sobre el movimiento de las esferas argentinas

%d bloggers like this: