Mar Florès

Archive for October, 2013|Monthly archive page

Four Major Changes in Global Prosperity

In Historia, Política y Economía Internacionales on October 31, 2013 at 9:10 pm
Advertisements

Time for rich nations to act on loose policy -Mexico’s Carstens

In Historia, Política y Economía Internacionales on October 15, 2013 at 6:32 pm

Para el Gobernador del Banco de México (BANXICO), una parte muy importante por la cual los países emergentes están creciendo un poco menos, es porque cerca de 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, que es lo que representan los países avanzados, está aumentando su PIB por debajo de su potencial. “En un mundo globalizado es muy difícil lograr una desconexión completa entre los emergentes y los avanzados. Eso jala el crecimiento de las naciones emergentes”, asegura Carsents. 

Mexico Institute

Agustin_CarstensReuters, 10/14/2013

Rich countries must urgently take advantage of looser monetary policy to stabilize their economies and stimulate growth, without relying solely on central banks, Mexican central bank governor Agustin Carstens said on Monday.

He was speaking as lawmakers in the United States haggled over the U.S. debt ceiling while the world’s No.1 economy stares down the barrel of a potentially devastating debt default.

Read more…

View original post

Lobbying

In Negociación Política y Cabildeo on October 14, 2013 at 6:44 am

Image

Del lobbying se ha llegado a decir que es el quinto poder, después del clásico cuarto poder de la prensa.  Asimismo, se ha llegado a emplear este concepto como sinónimo de “grupos de interés” y “grupos de presión”. Lo cual es un error común.

Sin pretender ahondar en los orígenes del lobbying en el mundo, que se encuentran en Inglaterra y Estados Unidos, me enfocaré en la valiosa aportación de Armando Alonso Piñeiro, quien expone la necesidad de separar los tres conceptos clave del lobbying:

  1. Lobby (oficina o agencia)
  2. Lobbying (la actividad específica)
  3. Lobbyist (el agente)

De acuerdo con Carnota, el lobby constituye la representación del grupo de presión frente al Congreso (y, por extensión, también ante la Administración Pública). En la práctica, no siempre se realiza dicho distingo y se designa con el término lobby a lo que en realidad es un grupo de presión (cuando se hace referencia al lobby petrolero, al industrial, al agrario, al sindical, etc). Sin embargo, debe subrayarse que cumplen roles diferenciados, encontrándose el factor grupal de presión en una relación de mandante a mandatario con respecto al lobby.

De la misma forma como se contratan servicios de un abogado o de un contador para determinados asuntos, se recurre a esta especie de profesionales de la presión para hacer conocer los puntos de vista del grupo a los tomadores de las decisiones políticas. En este sentido, pueden entenderse como “grupos de persuasión”.

El legislador y el funcionario deben ver al lobbyista como un auxiliar que les puede aportar conocimientos útiles y desconocidos sobre determinado tema, porque ni uno ni otro pueden pretender conocer exhaustivamente el tópico que están analizando en determinado momento; nadie es “todólogo”. Naturalmente, el lobbyista dictaminará y abogará a favor de los intereses de su representado, lo cual es legítimo y coherente. Le corresponde al legislador o al funcionario confrontar los datos y la interpretación que recibe con aspectos de la realidad social y económica del país; después, tomar decisiones o adoptar medidas.

Sin embargo, no es tan simple la interacción entre los actores de un sistema político; ya que en regímenes democráticos, o que transitan hacia la democracia, como es el caso mexicano, debe tomarse en consideración la importancia de reglamentar y transparentar el desarrollo del lobbying profesional para garantizar el respeto al Estado de Derecho y el apego a un código de ética pública.

En México, actualmente se debaten en el Congreso de la Unión tres reformas constitucionales de la mayor relevancia para el país (y para determinados sectores, representados por sus respectivos lobbyistas):

  1. Reforma Energética
  2. Reforma Política
  3. Reforma Hacendaria

Las negociaciones de mayor peso para la administración de Enrique Peña Nieto deberán concluir antes de que termine el 2013, lo que exige la necesidad de conocer y comprender la forma en que se llevan a cabo los acuerdos políticos, con la intervención de determinados grupos o especialistas en lobbying en cada una de las materias que se están analizando.

En días pasados, se han hecho notar diversas prácticas a las que recurren normalmente las firmas o despachos consultores dedicados a esta actividad; haciendo referencia a los puntos fundamentales del código de conducta de la Unión de Libertades Civiles Norteamericanas:

  • Escribir a los legisladores sobre el tema, solicitando que respondan la carta y expresen sus opiniones.
  • Averiguar e intimar con el staff de los legisladores para exponer las inquietudes correspondientes.
  • Visitar en su propia casa a los legisladores.
  • Comprometer a los amigos y aliados de los legisladores a favor del lobbying específico que se esté desarrollando.
  • Escribir cartas a los editores de los diarios.
  • Presionar en los medios de comunicación para lograr la efectividad del lobby.
  • Interiorizar a periodistas, columnistas, editores y analistas sobre los propósitos que se diseñen.
  • Formar coaliciones con otros interesados.
  • Obtener de distintos grupos o personalidades declaraciones favorables a los objetivos buscados. Enviar estas declaraciones a los legisladores para pedir su lectura y publicación.
  • Lograr adhesiones en general para todos o algunos de los pasos del programa en ejecución.

Como puede advertirse, el lobbying puede incidir negativamente en la disposición de los bienes públicos a favor de un interés sectorial. Aunque también incide de forma positiva, porque facilita el intercambio de información, datos técnicos y argumentos especializados que los tomadores de decisiones necesitan para llevar a cabo de manera efectiva su labor de representación política. Y aquí subrayo la importancia de la participación ciudadana para monitorear las interacciones y resoluciones finales entre legisladores y lobbyistas, a fin de frenar la opacidad en la toma de decisiones y exigir transparencia y rendición de cuentas en el ejercicio del poder público.

En el marco de la negociación de la Reforma Hacendaria, en México se debate la práctica del cabildeo en el Congreso de la Unión. Al respecto, si bien es cierto que las negociaciones entre los representantes del poder público y los grupos de interés no se caracterizan por ser públicas y claras de cara al ciudadano, también es cierto que existe al menos una base legal para poner cierto orden a prácticas que pueden incurrir en actos de corrupción, tráfico de influencias o abuso de autoridad.

El Reglamento de la Cámara de Diputados dedica un Capítulo (el III) para definir y establecer las bases normativas del cabildeo en dicho órgano legislativo:

Capítulo III
 
Artículo 263
  1. Por cabildeo se entenderá toda actividad que se haga ante cualquier diputado, diputada, órgano o autoridad de la Cámara, en lo individual o en conjunto, para obtener una resolución o acuerdo favorable a los intereses propios o de terceros.
  2. Por cabildero se identificará al individuo ajeno a esta Cámara que represente a una persona física, organismo privado o social, que realice actividades en los términos del numeral que antecede, por el cual obtenga un beneficio material o económico.

Artículo 264

  1. Todo individuo que pretenda realizar cabildeo por más de una vez en la Cámara, deberá inscribirse al inicio de cada legislatura, en un registro público, que elaborará la Mesa Directiva, el cual se difundirá semestralmente en la Gaceta y en la página electrónica, con los datos proporcionados por quienes se registren.
  2. La inscripción tendrá vigencia por el tiempo que dure la legislatura correspondiente.

Artículo 265

  1. Los diputados y diputadas, así como el personal de apoyo de la Cámara, se abstendrán de hacer recomendaciones que equivalgan a un cabildeo, cuando obtengan beneficio económico o en especie para sí o su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, o para terceros con los que tengan relaciones profesionales, laborales o de negocios.
Artículo 266
  1. Los documentos de cabildeo relacionados con iniciativas, minutas, proyectos, decretos, y en general, cualquier acto o resolución emitida por la Cámara, será integrados en un archivo de cabildeo, en cada comisión.
  2. Los documentos de cabildeo deberán publicarse en la página electrónica de la Cámara para que puedan ser objeto de consulta pública, en los términos del artículo 244.
  3. Los documentos de cabildeo, la información, opiniones, argumentaciones o cualquier otra manifestación hecha por los cabilderos no serán vinculatorias para la resolución del asunto en cuestión.
Artículo 267
  1. La solicitud de inscripción al registro de cabilderos incluirá la siguiente información:
  • Nombre completo del solicitante y copia de identificación oficial vigente. En caso de ser una persona moral, una relación de quienes acredite el representante legal, para realizar la actividad en la Cámara;
  • Domicilio del solicitante;
  • Relación de las principales comisiones o áreas de interés en las que preferentemente se desarrollarán las actividades de cabildeo..

2. La Mesa Directiva deberá dar respuesta a la solicitud de inscripción, en un plazo no mayor a diez días. En caso contrario, se entenderá la inscripción en sentido positivo al solicitante.

3.   Una vez cumplido el requisito de inscripción, la Mesa Directiva expedirá para cada cabildero una identificación con fotografía que deberá ser portada durante su estancia en las instalaciones de la Cámara.

4. El cabildero notificará a la Mesa Directiva cualquier cambio en la información proporcionada en la solicitud, para su inscripción en el padrón de cabilderos, en un plazo no mayor de diez días, a partir de la modificación correspondiente.

Artículo 267

1. La Mesa Directiva podrá suspender o cancelar el registro en el padrón de cabilderos durante la legislatura correspondiente, al cabildero que no acredite fehacientemente el origen de la información que proporcione a cualquier legislador, comisión, órgano, comité o autoridad de la Cámara.

Por su parte, el Reglamento de la Cámara de Senadores dedica un Capítulo (el IV) para definir y establecer las bases normativas del cabildeo en dicho órgano legislativo:

Artículo 298

1. Se entiende por cabildeo la actividad que realizan personas dedicadas a promover intereses legítimos de los particulares, ante los órganos directivos y comisiones del Senado o ante senadores en lo individual o en conjunto, con el propósito de influir en decisiones que les corresponden en ejercicio de sus facultades.

2. Las comisiones y los senadores informan por escrito a la Mesa, para su conocimiento, de las actividades realizadas ante ellos por cabilderos en la promoción de sus intereses.

Artículo 299
  1. Los senadores o el personal de apoyo no pueden aceptar dádivas o pagos en efectivo o en especie por parte de persona alguna que realice cabildeo o participe de cualquier otro modo para influir ilícitamente en las decisiones del Senado.
  2. Toda infracción a esta norma será castigada en términos de las leyes de responsabilidades o la legislación penal, según corresponda.

untitled

Lo anterior, a propósito de recientes noticias en medios de comunicación mexicanos que denuncian públicamente prácticas de soborno que firmas consultoras como PricewaterhouseCoopers (PwC) realizan, pidiendo hasta un millón de dólares por cambiar un artículo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; interviniendo el sentido de la votación de los legisladores mexicanos y el contenido de las reformas. Situación que obligó a los congresistas mexicanos a reactivar un dictamen para regular la práctica del cabildeo, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. El día de hoy, se aprobó por unanimidad la iniciativa de regular el cabildeo en México. Enhorabuena por nuestra democracia. Es un buen paso para cerrarle la puerta a la corrupción y castigar, en su caso, a aquellos funcionarios públicos que no cumplan con el mandato legal, pero exige interés y monitoreo ciudadano para que sea funcional y se institucionalice.

El Negociador Mexicano

In Negociación Política y Cabildeo on October 14, 2013 at 3:32 am

méxico y japón

En negociación, es fundamental entender cómo negocian otras culturas para poder llegar al éxito en las negociaciones globales. Las diferencias culturales pueden ser un obstáculo para un acuerdo, sobre todo cuando una de las partes pone sobre la mesa una serie de supuestos que la parte contraria no percibe: quién tomará las decisiones clave, qué tiene valor y qué sucedería si se llega a un acuerdo.

De acuerdo con especialistas en el tema, el estilo de los mexicanos se distingue por ciertos valores culturales que pueden distinguirse en dos grupos:

1) Valores fundamentales para la estabilidad social y moral del país, profundamente arraigados en nuestra idiosincrasia:

  • Familia (el factor más importante en la vida de los mexicanos)
  • Religión (90 por ciento de la población es católica, es un factor de unión y coherencia social; la Virgen de Guadalupe es un simbolismo)
  • Relaciones interpersonales (se da mucha importancia al individuo, al respeto a la persona y al reconocimiento, no a la tarea)
  • Nacionalismo (orgullo por la historia y tradiciones mexicanas)
  • Actitud ante el trabajo (los jefes y supervisores deben conocer bien a los subordinados, respetarlos como personas antes de esperar que éstos cumplan con una tarea; no son solo un medio para realizarla)
  • Sensibilidad (no acepta la crítica con facilidad, le gusta trabajar en un ambiente agradable y armonioso)
  • Etiqueta (manifestaciones de educación y cortesía que algunos negociadores extranjeros ven como falta de agresividad del mexicano)

2) Costumbres, hábitos y conductas que no afectan los valores fundamentales pero que pueden modificarse y adaptarse con el tiempo:

  • Puntualidad (el tiempo es visto como un valor relativo, es demasido optimista calculando los tiempos)
  • Compromiso (uso constante de buenas intenciones que no siempre se convierten en acciones)
  • Ética (basada en principios morales del catolicismo pero en la práctica se incurren en diversos actos de corrupción)
  • Relaciones con el superior (alto sentido de lealtad al jefe, dificulta autoconfianza, responsabilidad y toma de decisiones efecivas)
  • Individuo y equipo (enfoque del trabajo individualista; es necesario desarrollar el trabajo en equipo con responsabilidad compartida)

En México, como en cualquier otro país, el estilo de negociar está sujeto a costumbres, tradiciones y aspectos culturales. La transición hacia la democracia en el país trajo consigo considerables cambios en la vida social, económica y política, generando nuevas actitudes en las generaciones de jóvenes que interactúan en un mundo cada vez más liberal y globalizado. Aunque los valores fundamentales y tradicionales están vigentes.

Conforme a un estudio realizado por una firma consultora canadiense (Baker & MacKenzie), los aspectos más sobresalientes del estilo mexicano de negociar serían:

  1. Los asuntos pueden llevarse dos o tres veces más tiempo que lo normal. La paciencia y la resistencia son virtudes indispensables para el ejecutivo extranjero en México.
  2. Los negociadores mexicanos asumen un enfoque muy paternalista durante las discusiones, por lo que no hacen comentarios ni correcciones a los errores u omisiones que comenten sus jefes o directores.
  3. La jerarquía y las tradiciones que privan en el lugar de trabajo dificultan la toma de decisiones a niveles inferiores.
  4. Los negociadores mexicanos tienen necesidad de motivación y formación para desarrollar un sentido de responsabilidad sobre la eficacia en términos del costo de las funciones que manejan.
  5. Las contrataciones se hacen pasando por alto los procedimientos administrativos y con base en recomendaciones de familiares y amigos. Esta situación crea una carencia de personal con la suficiente capacitación en los niveles intermedios de las empresas.
  6. Las empresas extranjeras instaladas en México, cada vez están más convencidas de la necesidad de contar con negociadores mexicanos para desarrollar sus actividades en el país.
  7. Una importante fortaleza de los negociadores mexicanos es su habilidad para mantener relaciones armoniosas, entre superiores y subordinados, mientras que su debilidad es la toma de decisiones y la dependencia excesiva hacia sus superiores. En general, a nivel intermedio, los negociadores no participan en la planeación de la negociación.

La percepción y experiencia de los negociadores extranjeros en México demuestra que los valores culturales que nos distinguen han definido el perfil del negociador mexicano a lo largo de buena parte de nuestra historia y han determinado en gran medida el curso de las negociaciones que los mexicanos han realizado en los diversos ámbitos.

A partir de décadas recientes, en que se ha transformado el sistema político mexicano, la estructura de poder, las relaciones con el exterior, y en general, la inserción de México a un mundo globalizado, surgió el interés por formar nuevas generaciones de profesionales en materia de negociación, al principio formados principalmente en universidades extranjeras y más tarde, en universidades prestigiadas del país.

Esto quiere decir que las costumbres, hábitos y conductas que han afectado no solo la imagen del país sino de los tomadores de decisiones en los diversos ámbitos de la vida social -gobierno, empresas, cuerpo diplomático- buscan adaptarse de mejor forma a los tiempos actuales y evitar cometer desaciertos que en el pasado nos dejaron lecciones memorables. Cito el ejemplo del caso de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en la que un negociador estadounidense cercano al proceso señala las fallas en la estrategia de negociación mexicana:

“…los temas de negociación se dividieron en 19 grupos de trabajo. México designó 8 negociadores principales para que cada uno manejara 2, 3 y hasta 4 grupos. A medida que la negociación avanzó, el trabajo aumentó y algunos de los jefes negociadores no pudieron estar en todas las mesas. En Dallas, algunas reuniones no pudieron llevarse a cabo por esta razón. Mientras que los estadounidenses y canadienses tenían negociadores para cada grupo, en la parte mexicana una misma persona era el negociador principal en varios grupos. Esto puso en desventaja a los mexicanos”.

Así pues, si buscamos tener mayor capacidad de negociar, debemos profesionalizar al cuerpo de negociadores tanto en gobierno como en empresas mexicanas, y desde luego en el cuerpo diplomático. Es fundamental contar con expertos negociadores que sean capaces de modificar aquellos patrones que afectan la imagen o perfil del mexicano, como es el respeto a la puntualidad, el compromiso y la capacidad para la toma de decisiones a niveles intermedios. En general, veo con buen pronóstico la tendencia de incorporar a los planes de estudios de diversas Universidades materias específicas de negociación en Licenciaturas como Ciencias Políticas y Administración Pública, Relaciones o Negocios Internacionales, Derecho o Economía, a fin de fortalecer la preparación de los futuros profesionales. Esfuerzo que considero debe apuntalarse con un enfoque multilateral, es decir, que permita abrir puentes de comunicación y entendimiento para la negociación con diversas culturas, ya que el intercambio y cooperación internacional ya no puede restringirse a una agenda bilateral con el vecino del norte, aún cuando sea una potencia mundial y nuestro principal socio comercial.

En un contexto global, considero que el negociador mexicano debe potenciar las fortalezas que lo caracterizan, al dar un peso específico a la persona, al ser humano y a los valores culturales más básicos, como el respeto a la familia y a valores y principios que se adquieren a partir de ésta, como la gentileza, calidez y cortesía en su forma de interactuar con las personas. Es un rasgo muy mexicano y que aporta un valor intangible a las relaciones diplomáticas y de cooperación entre las naciones. Además, es la llave para crear relaciones fuertes que generan confianza, que facilitan el intercambio de ideas y permiten llegar a acuerdos, a partir de una mayor disposición a  seguir colaborando, ya que el mexicano logra establecer lazos amistosos y duraderos. Paralelamente, debe emprenderse un cambio de actitud respecto a aquellos factores de nuestra cultura que influyen negativamente en el estilo de negociar, como el concepto que tenemos del tiempo, el compromiso y los comportamientos que no sean congruentes con el Estado de Derecho.

Para ser un negociador eficaz es preciso dedicar tiempo a conocer las costumbres, particularidades y cultura del país con que se va a negociar, respetar el protocolo y tener cuidado con el lenguaje no verbal de las personas. Negociar implica desarrollar habilidades y capacidades, tener ciertos atributos, adquirir conocimientos técnicos y experiencia. Expertos en la materia distinguen en general las siguientes

  • Habilidad para escuchar
  • Capacidad de mantenerse alerta
  • Intuición
  • Habilidad de entender las señales
  • Paciencia
  • Flexibilidad
  • Planeación
  • Creatividad
  • Simpatía
  • Autoconocimiento y autoestima
  • Empatía
  • Aspiraciones
  • Perseverancia
  • Conocimientos
  • Facilidad de negociación

En la negociación, las personas deben saber que no existe un estilo puro de negociador, que todos poseen una mezcla, pero con una tendencia más o menos definida hacia uno u otro estilo. Por otro lado, es bueno recordar que al negociar también entran en juego las formas de actuar y razonar de cada una de las personas, la forma de percibir los mensajes, el contexto y la realidad de las cosas. Es decir, una percepción no es determinante pero sí orientadora respecto al estilo de negociar de personas de distintos países; en el caso mexicano, puede haber o no coincidencia en la apreciación que un extranjero tenga de nosotros como negociadores; sin embargo, es útil tomarla en cuenta para reconocer y mejorar los hábitos y costumbres que puedan afectar nuestras relaciones entre nosotros y con el exterior. Esto implica un ejercicio de responsabilidad, sensibilidad y apertura.

Fuentes consultadas:
  • Aguayo, Sergio, “El estilo mexicano de negociar”, en El Norte, 17 de abril, 1992.
  • Baker y McKenzie, Faire des Affairs au Mexique. Canada-Mexique: Partenariat pour la Réussite, 3a ed., Prospectus, Montreal, Canadá, 1995.
  • Harris, Phillip R. y Robert T. Moran, Managing Cultural Differences, 3a ed., Gulf Publishing, EUA, 1991.
  • kras, Eva, Cultura Gerencial: México-Estados Unidos, Grupo Editorial Iberoamérica, México, 1990.
  • —–, La Administración Mexicana en Transición, Grupo Editorial Iberoamérica, México, 1991.

Understanding the Game Being Played in Washington

In Negociación Política y Cabildeo on October 7, 2013 at 2:53 pm

Teoría de Juegos. Una forma de entender la negociación política en Washington. Interesante perspectiva.

images (1)

10 Unexpected but Well-Governed Countries

In Historia, Política y Economía Internacionales on October 3, 2013 at 9:42 pm

Global Risk Insights

Everyone knows that the Scandinavian countries have great welfare systems, low levels of corruption and highly responsive governments. Just as everyone knows that Singapore and Hong Kong have incredibly efficient bureaucracies and do a great job attracting business from around the world. But there are some other sparkling examples of good governance scattered throughout the world and in places you might never expect to look. Here are 10 countries that may not come to mind immediately when you think of a well run nation but which certainly deserve the accolade.

1.    Botswana

Botswana is located in the heart of southern Africa, a region that has been a bastion of instability since the end of colonial rule. Angola has experienced a protracted civil war, Robert Mugabe has single-handedly ruined Zimbabwe’s economy, and South Africa has suffered egregious racial discrimination for decades. Meanwhile, Botswana has enjoyed a largely peaceful and democratic post-colonial…

View original post 1,006 more words

Educating the Continent

In Cooperación Internacional on October 3, 2013 at 5:06 am

International Cooperation

Mexico Institute

NAFTA_logoFrom our colleagues at the Canadian International Council, Jennifer Jeffs explains the importance of the developing education agenda between the US and Mexico and the potential for including Canada.

Canadian International Council, 9/30/2013

In recent weeks, Mexico City has been repeatedly under siege by teachers protesting against the government’s education reform program, part of a package of reforms that the Pena Nieto administration is determined will help fulfill the potential of Mexico, a country whose emerging middle-class now exceeds 40 million people. The current protests are against reforms that would professionalize the Mexican teaching profession, instituting teacher evaluations and ending the inheritance and sale of teaching positions.

Reform is essential. Mexico’s public education system comes last in OECD rankings in terms of results relative to cost. For a comparatively recent newcomer to the OECD club, this is not a surprising ranking, and a benefit of OECD membership is attention to…

View original post 34 more words

1968. ¿Y los que no estuvieron en Tlatelolco?

In Historia, Geografía y Cultura de México on October 2, 2013 at 10:28 pm

Añade tus pensamientos aquí… (opcional)

Distopía

I. La imaginación, a la tele

Mi papá nació en 1946, de modo que en 1968 tenía 22 años. Estudiaba Contabilidad en la Escuela Superior de Comercio y Administración en el Instituto Politécnico Nacional, en la unidad de Santo Tomás. También trabajaba como auxiliar de contador desde que cursaba los primeros semestres de la escuela vocacional. Vestía entonces, como hoy, pantalón formal en tono oscuro o gris claro y camisa de manga corta de color discreto liso o eventualmente cuadriculado.

Sus objetivos en la vida eran, además de trabajar en su profesión como empleado, casarse con una mujer sencilla para fundar una familia convencional, establecer un hogar tradicional y pasar las vacaciones en su pueblo demostrando allá un modesto progreso económico como prueba de estar haciendo lo correcto y cumpliendo con las expectativas que la sociedad tenía de él.

Los ídolos de se juventud son los mismos de hoy: Javier…

View original post 1,505 more words

Antonio Nunez on Storytelling

Brand Storytelling - Corporate Storytelling - Personal Storytelling - Political Storytelling

CNN

Últimas noticias en español de Latinoamérica, Estados Unidos y el mundo

Experimentación en innovación educativa

Campaña permanente

El blog de Comunicación política de Rafa Laza

Ana Ramírez de Arellano | Marketing Político Internacional

Blog dedicado a la campañas digitales en política internacional.

Politica 2.0

Acción politica en la Sociedad de la Información

christiangutierrez

Otra visión de la Política

DiGital ReVolution

Avances en Tecnología, Sociedad y Administración Pública

De Revolutionibus Orbium Argentum

Sobre el movimiento de las esferas argentinas

%d bloggers like this: